Sat, 12 / 2018 3:14 pm | thuanleseo

El periodista Cecilio Pineda, asesinado la semana pasada en Guerrero, rechazó la protección que le ofreció el gobierno federal al margen de las amenazas que recibía por parte del crimen organizado, dijo el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva para Radio Fórmula, Campa Cifrían detalló que la última vez que se ofreció protección a Pineda fue en octubre del año pasado, cuando incluso se acondicionó una casa para su familia en la Ciudad de México.

Se hizo todo el esfuerzo posible, se consiguió una casa aquí en la Ciudad de México en condiciones especiales porque el periodista tiene una hija que tiene un problema de discapacidad. Sin embargo, no fue posible nunca convencerlo de que había una situación de esas características y que aceptara las medidas”, expuso el funcionario federal.

Por tercera ocasión en octubre del año pasado la Junta de Gobierno se comunica con el periodista y vuelve a insistir que hay una situación (…). Por más intentos que se hicieron su decisión fue mantenerse ahí, en Ciudad Altamirano”.

Relató que la primera vez que lo contactaron fue el 19 de septiembre de 2015, cuando después de hacer un monitoreo determinaron que existía un peligro inminente por amenazas directas por parte del crimen organizado.

El 23 de septiembre le notificaron que era urgente que saliera de Ciudad de Altamirano, y aunque se acordó que el 25 sería traslado a la Ciudad de México (con apoyo de la Policía Federal), ese mismo día le dijo a las autoridades que tenía chikungunya y que no podía viajar.

La Junta de Gobierno volvió a reunirse el 29 de enero y una vez más acordó que era indispensable un refugio de seguridad para toda la familia (…). El 3 de marzo el periodista informó que aceptaba y arribaría el 17 de marzo, sin embargo no llegó”, aseveró el subsecretario.

Hubo comunicación en abril, en mayo, en junio y por tercera ocasión en octubre del año pasado la Junta de Gobierno se comunica con el periodista y vuelve a insistir que hay una situación de riesgo y que en esas condiciones se garantiza su seguridad fuera de Ciudad Altamirano”.

La tarde de este jueves, Cecilio Pineda fue ejecutado por un grupo de hombre armados mientras estaba acostado en una hamaca esperando que su carro saliera del servicio de autolavado. Horas, a través de su cuenta de Facebook, informó que nuevamente había recibido amenazas.

Un día después, la Procuraduría General de la República (PGR) inició una carpeta de investigación por el homicidio del colaborador de La Voz de Tierra Caliente.

Bài viết cùng chuyên mục